6 abr. 2013

*Teatro*


El teatro de la vida, ese que a todos nos toca representar,
unas veces los papeles que nos dan no nos gustan, pero es lo que hay, no queda otra que ponerte la mejor de tus sonrisas y vestirte para el estreno…la función debe continuar.
Si encuentras ese amor soñado, ese amor que te eleva, te cautiva, que convierte tu tristeza en un paraíso de fiesta, que transforma tu soledad en una lluvia de plata, que de tu dolor hace mares de esperanzas, si lo  encuentras, abrázalo fuerte como si fuera la ultima vez que lo haces.
Pero si por el contrario, precisamente ese amor te hiere y te daña, arráncalo de tu corazón, con desprecio y sin ningún miedo.
Cuando encontramos una amistad verdadera, esa que un buen día llega sin llamar, que se queda anclada en el alma, en tu vida, que crece, que te llena día a día, que enriquece todos y cada uno de los momentos que se comparten, entonces solo entonces, te das cuenta que todo lo demás, fue, puro y vulgar teatro.
Por eso si en algún momento te encuentras  con semejantes representaciones, tanto en el amor como en la amistad, baja el telón, sin pena ni lágrimas, no merece la pena, porque se convirtió en una representación de comedias baratas,
interpretada por bufones, que solo saben hacer farsa.
Esos malos, malísimos actores, no han aprendido ni aprenderán nunca, que la AMISTAD, se viste de COMPRENSIÓN y CARIÑO, y que el AMOR, lo hace con SINCERIDAD y RESPETO.

                                                       Lmf