14 abr. 2013

*Amores Dormidos*


Hay  amores que nacen poco a poco, pasito a pasito, hay otros que sencillamente te estallan en el corazón y en el alma.
Muy pocas veces estos amores pasan, pero cuando lo hacen, pisan fuerte, derribando ventanas, aporreando puertas, arrasando cuanto encuentran a su paso.
Tu vida se ve envuelta en un cumulo de sensaciones encontradas en el forro de un abrigo, te ves despojada de un plumazo, de todos los miedos, de toda monotonía, de toda duda, piensas, vives, sueñas, construyes, todo gira en torno a él.
Te dejas mecer por dulces palabras, embriagada de felicidad, te inundan sensaciones intensas, ya olvidadas, por momentos la mente encuentra el sosiego esperado, se cambian tristezas por alegrías, pero.
Pero te das cuenta de que es un amor nocturno, casi a escondidas, un amor envuelto en niebla, real, palpitante, que hace estremecer hasta los cimientos más firmes, si, pero dormido.
Entonces recoges y te guardas tu alma, en un bolsillo, la añoranza regresa, y una fina lluvia de emociones encontradas, bañan el rostro, con lágrimas de recuerdos.
¡¡Pero que nadie oiga tu llanto, que no descubran el dolor!!
Muestras al resto del mundo, tu mejor cara, mientras los dulces sueños, van dejando paso a la realidad y a las horribles pesadillas.
Tu dolor es tuyo, habita allí donde nadie vive, un lugar que solo es tuyo, donde viven los sueños, donde lloras bajito, por los amores dormidos.

                                                     Lmf