6 abr. 2013

*Pequeñas Cosas*


Todo lo malo tiene su parte positiva, y es que nos hace saborear los buenos momentos, con mayor intensidad, los disfrutamos apurándolos al máximo, como si se nos fuesen a escapar entre los dedos.
Quien no ha disfrutado de la compañía de un buen amigo y mas si hace mucho tiempo que no le has visto. Como llenan esas charlas y sobre todo, esas risas. Que bien saben esos recuerdos de situaciones vividas, de momentos compartidos.
Quien no ha llorado de emoción al  oír a su hijo decirle una palabra bonita, o lo bien que saben sus abrazos, y ya no digamos sus besos. Y como te enterneces al verle dormir, y como te estremeces al pensar en lo malo que le puede pasar. Cuanto te llenan sus risas y carcajadas, y como te oprimen sus lágrimas. Y que satisfacción ver como se va convirtiendo en esa personita con voz propia, que reclama y exige su sitio.
Como se disfruta al ver la cara de felicidad de la persona que amas, de esa otra mitad de ti,  es tu compañero, tu amigo, tu cómplice. Se convierte en tu otro yo y tú en el suyo, que eres capaz de adivinar lo que piensa o siente, con solo mirarle a los ojos. Que te ríes con el, que lloras por el.
En definitiva, son esas pequeñas cosas, las que marcan tu vida, las que hacen que los momentos no tan buenos, adquieran una menor dimensión, las que aportan a la vida, esa brisa de aire puro, por las que luchas, por las que te levantas, por las que ríes, por las que lloras, en definitiva, son esas pequeñas cosas, por las que vives…..

                                                    Lmf