11 may. 2013

*La Graduación*


Se acabó la fuga de los libros teñidos de sueños, de noches en vela, porque lo leído no lo recordabas, de días interminables envuelta en tinta y en papel. Acumulación de nervios, de insomnio, de miedos, de risas y lágrimas, de un querer y no puedo, de caminos tortuosos y de recovecos inciertos.
Se acaba el tormento de la confusión, de las palabras con sentido y otras veces huecas, de soledad rodeada de escritos y apuntes, de listas interminables. De no encontrar tú sitio. De no poder estar arriba, ni abajo ni en  medio, de luchar por ser el número uno y no el número final.
Se acabaron los días duros, las semanas interminables, sin principio ni fin, deseando y temblando porque llega la prueba final. Complicados trabajos en los que los nervios te jugaban malas pasadas, exposiciones tan duras para ti, que el aire te faltaba, hasta oprimirte el pecho y temías que todo estallara en mil pedacitos.
Pero todo empieza y todo acaba, todo tiene su parte dulce y su parte amarga, sus risas y sus lágrimas, su contrariedad y su sentido pero sobre todo su por que?
Porque siempre seguirás siendo, de otra forma, alumna de tu facultad, porque parte de tu vida ha quedado reflejada dentro de cada una de sus aulas, en cada uno de sus rincones, de tus amigas y compañeras de batallas, y será testigo de que podrás afrontar con tu habitual responsabilidad y capacidad, los retos que te ponga la vida.
Ahora empiezan las realidades, todo lo sufrido, va tomando forma, ya tiene nombre y es seguro, se llama recompensa, viene vestida de gala, de negro y de malva, con olor a brisa fresca, a hierba recién cortada, a sabores dulces y compartidos, a melodiosas risas nerviosas, a abrazos que nacen del alma.
Empieza una nueva etapa, cargada de sorpresas, unas serán dulces otras amargas, pero serán tuyas, tu decidirás como escribir tu libro, con renglones torcidos, con palabras claras, pero serán tuyas y de nadie más, esta parcela es personal e intransferible, te la ganaste a pulso, libraste mil batallas y eres una vencedora.
“No es momento de tomar decisiones rápidas, es momento de cometer errores, de subirse al tren equivocado y extraviarse, de enamorarse, a menudo, de cambiar de idea y volver a cambiar porque no hay nada permanente.
Así que comete todos los errores que puedas y algún día cuando te pregunten qué quieres ser no tendrás que adivinarlo.... Lo sabrás”
Te Quiero Con Toda Mi Alma Tesoro…..